En Pentecostés 2019 (junio 8 – 9), la Arquidiócesis de Saint Paul y Minneapolis comenzó el proceso de un Sínodo. La meta del Sínodo Arquidiocesano es ayudar al Arzobispo Bernard Hebda a discernir, a través de un proceso consultativo, las prioridades pastorales de nuestra Iglesia local de hoy día – y hacia un futuro cercano.

Su participación, como fieles católicos, es clave para el éxito del Sínodo. Estás invitado a participar ofreciendo tus oraciones, compartiendo tus preocupaciones pastorales y tus ideas para sacar adelante a esta Arquidiócesis.

Lee más en el periódico, The Catholic Spirit.

Mensaje de parte del Arzobispo Hebda

En la Próxima Vigilia de Pentecostés del presente año, anunciaré oficialmente el inicio del sínodo por parte de nuestra Arquidiócesis, la primera desde 1939. Un sínodo es una asamblea representativa formal, diseñada para ayudar a un obispo en su pastoreo de la iglesia local. Espero que el proceso descrito en estas páginas, que involucra a todas las parroquias de nuestra Arquidiócesis, nos ayude en los próximos dos años a aprovechar los dones que han sido otorgados en gran abundancia a los feligreses de esta Arquidiócesis para discernir y establecer prioridades pastorales claras, de manera que se promueva una mayor unidad y nos lleve a un anuncio más vigoroso de las buenas nuevas de Jesús.

Cuando San Juan Pablo II promulgó el nuevo Código de Derecho Canónico en 1983, reconoció que las leyes de la Iglesia necesitaban tomar en cuenta la “nueva forma de pensar” que había surgido del Concilio Vaticano II. En particular, él identificó la necesidad de nuevas estructuras canónicas para poder reflejar la enseñanza conciliar que presentaba a la Iglesia como el “Pueblo de Dios” y como una “Comunión” así como la doctrina por la cual “todos los miembros del Pueblo de Dios comparten, de una manera apropiada para cada uno de ellos, en el triple oficio sacerdotal, profético y real de Cristo.”

Una de las estructuras que adquirió un nuevo realce en esa revisión intencional del Código fue el sínodo diocesano, una estructura tradicional de consulta y gobierno en la Iglesia. La noción del sínodo se amplió y reconfiguró precisamente para servir como una herramienta para el obispo en la que se compromete con el Pueblo de Dios (que son los laicos, clérigos, hombres y mujeres consagradas y obispos, todos caminando juntos) ejercitando la responsabilidad que fluye de nuestro bautismo común, siempre con la esperanza de fortalecer la comunión que es la iglesia. Desde el reinicio de esta estructura antigua, los sínodos diocesanos han servido consistentemente como instrumentos importantes para efectuar la renovación conciliar dentro de la Iglesia local.

Por el tiempo que llevo sirviendo en esta Arquidiócesis, puedo decir que creo en que nuestra iglesia local está suficientemente madura para implementar un sínodo. Después de las sesiones para escuchar al pueblo llevadas a cabo en el 2015, cuando aún estaba sirviendo como administrador temporal, elaboré sugerencias para el próximo Arzobispo, sin pensar siquiera que sería yo. Mi lista la encabezaba la convocatoria de un sínodo. Nosotros aquí estamos bendecidos con un laicado muy profesional y preparado con una tradición muy fuerte de servicio a la Iglesia, que, en conjunto con el clero, hermanas y hermanos consagrados, quieren ser parte en la configuración de su futuro, viéndolo apropiadamente como su derecho y su responsabilidad.

Luego de la pausa pastoral necesaria con la bancarrota y los problemas relacionados a ella, siento que muchos de ustedes parecen estar listos para poner manos a la obra en las necesidades pastorales que se habían colocado en un segundo plano. El entusiasmo que rodea al nuevo Consejo Asesor de Laicos, parece confirmarlo. Sin perder de vista la importancia extrema de nuestras escuelas católicas o la urgencia de crear un ambiente seguro e involucrarse en actividades que alcancen a todos aquellos que de alguna manera han sido perjudicados por la Iglesia, ahora necesitamos enfocarnos intencionalmente en avanzar en otros frentes.

Es en ese contexto que he estado escuchando al Papa Francisco, en sus repetidos mensajes, de nuestra necesidad de ser “una Iglesia que escucha.” Y al mismo tiempo que remarco que “el discernimiento es un don del Espíritu a la Iglesia, al cual ella responde escuchando,” él nos ha dado concretamente el modelo a seguir de como “el escuchar” intencionalmente, puede ayudarnos a discernir y establecer prioridades pastorales. En los seis años de su pontificado, ha realizado tres sínodos, además de la reciente Cumbre Mundial, y en cada uno de ellos ha abierto un amplio proceso de consulta y ha animado las discusiones difíciles.

El santo Padre ha enfatizado que no se refiere a solo escuchar “de forma literal” sino más bien una acción respetuosa y sincera pero sobre todo “mutua” en la cual todos tienen algo que aprender. Además, no es solo escucharse unos con otros, sino también escuchar al Espíritu Santo, el “Espíritu de Verdad” (Juan 14;17), y así saber lo que el Espíritu “está diciendo a su Iglesia” (Ap. 2:7).

El proceso previo al sínodo, que usaremos el próximo año, ha sido diseñado para ayudarnos, como Iglesia local, a escucharnos unos a otros y al Espíritu Santo. Este proceso no solo refleja el excelente trabajo organizacional del equipo ejecutivo encabezado por el obispo Andrew Cozzens, Therese Coons y Padre Joseph Banbenek, sino también las percepciones del equipo de oración que se ha reunido por los últimos siete meses además de apoyar este esfuerzo con su oración diaria. Ellos se aseguraron de que las 31 reuniones regionales programadas, enfocadas en las oportunidades de escuchar que marcarán nuestras futuras discusiones, estén asentadas en la oración y en la palabra de Dios. Como nos dice el Papa Francisco, “Solamente en el silencio de la oración se puede conocer la voz de Dios, percibir su lenguaje y tener acceso a su verdad.”

Hermanas y hermanos, espero que ustedes participen activamente en este proceso. Por favor manténganse informados en el boletín de su parroquia, el Espíritu Católico y el nuevo sitio en línea del sínodo archspm.org/synod, para ver cuándo y cómo ustedes pueden involucrarse en el proceso. El sínodo va a dar frutos, no solamente si ustedes, el pueblo de Dios, están dispuestos a compartir lo que está en sus corazones y en su oración. Por el momento, estaré muy agradecido por sus oraciones durante Pentecostés por mí y por todos los que participarán en esta crítica tarea. Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

Eventos de oración y escucha

Fechas y lugares

View a map of approximate event locations, by number.

1. Tuesday, September 24

6 – 9 p.m.

St. Victoria, St. Victoria

 

2. Saturday, September 28

9 a.m. – noon

St. Michael, St. Michael

 

3. Friday, October 11

6 – 9 p.m.

Guardian Angels, Oakdale

 

4. Saturday, Oct. 12

9 a.m. – noon

Our Lady of Guadalupe, St. Paul

Bilingual (English and Spanish)

 

5. Saturday, October 26

9 a.m. – noon

St. Peter, Forest Lake

 

6. Tuesday, October 29

6 – 9 p.m.

Divine Mercy, Faribault

 

7. Thursday, November 7

6 – 9 p.m.

St. Wenceslaus, New Prague

 

8. Friday, November 15

6 – 9 p.m.

All Saints, Lakeville

 

9. Sunday, November 17

1 – 4 p.m.

St Anne – St Joseph Hien, Minneapolis

Bilingual (English and Vietnamese)

 

10. Sunday, January 5

1 – 4 p.m.

Holy Cross, Minneapolis

 

11. Saturday, January 25

9 a.m. – noon

St. Peter Claver, St. Paul

 

12. Tuesday, January 28

6 – 9 p.m.

Pax Christi, Eden Prairie

 

13. Saturday, February 1

9 a.m. – noon

St. Stephen, Minneapolis

Bilingual (English and Spanish)

 

14. Tuesday, February 11

6 – 9 p.m.

Providence Academy, Plymouth

 

15. Saturday, February 15

9 a.m. – noon

Lumen Christi, St. Paul

 

16. Tuesday, February 18

6 – 9 p.m.

St. Stephen, Anoka

 

17. Thursday, February 27

6 – 9 p.m.

Our Lady of Grace, Edina

 

18. Saturday, February 29

9 a.m. – noon

St. Pius V, Cannon Falls

 

19. Saturday, March 7

9 a.m. – noon

Transfiguration, Oakdale

 

20. Saturday, March 14

9 a.m. – noon

St. Alphonsus, Brooklyn Center

Bilingual (English and Spanish)

Twelve other listening events will be held for particular focus groups: priests, retired priests, deacons, consecrated religious, archdiocesan staff, parish staff, Catholic school principals, youth, college students, the Archdiocesan Council of Catholic Women, and seniors at various retirement and assisted-living facilities.

Acerca del Sínodo Arquidiocesano

¿Qué es un Sínodo?

Un Sínodo es un proceso de consultación canónico (de la Iglesia) para ayudar a un Obispo a enfocarse en las necesidades de la comunidad. Como es un proceso consultivo y no un evento singular, se anima a que todos participen de alguna manera. De hecho, el Canon 212 declara que los fieles “tienen el derecho y en algunas ocasiones el deber de manifestar a los sagrados pastores su opinión sobre asuntos que corresponden al bien de la Iglesia.” Ahora es ese tiempo.

¿Cómo lucirá nuestro Sínodo? ¿Cuánto tiempo va a durar?

Se espera que el proceso del Sínodo Arquidiocesano dure dos años y medio y consistirá de cuatro partes distintas.

  1. Otoño 2019 – Fines de Invierno 2020: Eventos de Oración y Escucha. Eventos de oración y escucha, serán hospedados atravesó de la Arquidiócesis, proveerán la oportunidad más amplia para obtener el aporte de todos los católicos. Estos eventos serán parte oración y catequesis, y parte sesión de escucha. Son oportunidades para discernir juntos las preocupaciones pastorales que podrían llegar a ser temas de discusión (prioridades pastorales) para el Sínodo.
  2. Otoño 2020: Proceso de Consultación Parroquial. Cada parroquia de la Arquidiócesis será invitada a discutir temas para el Sínodo en un ambiente de grupos pequeños, en el cual los feligreses son invitados a participar.
  3. Invierno/Primavera 2021: Consultaciones de Decanatos. Los aportes recolectados de los grupos pequeños parroquiales informarán al proceso de consultación de los decanatos. Cada parroquia de la Arquidiócesis es parte de un decanato basado en un área geográfica (ver detalles). Durante este proceso, representantes de las parroquias se reunirán como decanato para discutir más a fondo y discernir los temas del Sínodo.
  4. Pentecostés 2021 (mayo 23) – Asamblea del Sínodo. La Asamblea del Sínodo es un día de múltiples eventos en donde representantes del clero, religiosos y los laicos se reunirán para ayudar al Arzobispo en determinar las prioridades pastorales de la Arquidiócesis.

Para la información más corriente del proceso del Sínodo, visita a menudo y sigue leyendo el periódico The Catholic Spirit. ¿Preguntas?/¿Comentarios? Envía un e-mail a synod@archspm.org.

Por favor continúa orando por el Arzobispo Hebda, el clero, los religiosos y religiosas, y por todos los fieles de la Arquidiócesis conforme nos embarcamos juntos en esta jornada, guiada por el Espíritu Santo.

Conoce al Comité Ejecutivo

Therese Coons es contadora y abogada quien sirve como miembro del consejo de administración del Seminario de St. Paul en San Pablo y feligresa de St. Anne en Hamel. Ella es directora del sínodo Arquidiocesano. Ella y su esposo, Mike, tienen tres hijos.

Therese Coons

Yen Fasano pertenece a la parroquia de St. Anne-St. Joseph Hien, en Minneapolis. Es miembro de la junta ejecutiva de Catholic Services Appeal Foundation y de la junta directiva de Aim Higher Foundation. Oradora católica, ha dedicado dos décadas a la enseñanza en escuelas y parroquias. Ella y su esposo, Frank tienen tres hijos.

Yen Fasano

Jill Fink es la directora de formación en fe en la parroquia de Epiphany en Coon Rapids. Ella y su esposo, David tienen tres hijos.

Jill Fink

Debbie Keller es una feligresa con muchos años en la Iglesia de St. Pius X en White Bear Lake. Recientemente completó un período de dos años como presidenta de la junta directiva del Consejo Arquidiocesano de Mujeres Católicas. Debbie y su esposo, John, tienen cinco hijos adultos.

Debbie Keller

Chris Kostelc es el director de formación de fe en la Iglesia de Holy Name of Jesus en Medina, donde él, su esposa Liz y sus tres hijos también asisten. Kostelc también es un ponente y líder de retiros.

Chris Kostelc

Pat Millea es Director de jóvenes de la preparatoria en St. Joseph en West St. Paul, que también es la parroquia de su familia. También ministra como orador y músico. Millea y su esposa, Kenna, tienen seis hijos.

Pat Millea

Sheryl Moran entró a la Iglesia Católica en 1988 y es feligresa de la Iglesia de Our Lady of Grace en Edina. Ella y su esposo, Dan, tienen dos hijos adultos y los dos se han ofrecido como voluntarios para varias organizaciones católicas en la arquidiócesis. Moran ha estado involucrada recientemente en iniciativas de evangelismo a nivel parroquial y Arquidiocesano.

Sheryl Moran

Teresa Edali Mendez Ortega es feligresa de San Gabriel el Arcángel en Hopkins, donde sirve como coordinadora del Ministerio Latino y también de los programas de Formación de Fe en español. Ella fue parte del equipo regional y diocesano del V Encuentro. Teresa y su esposo tienen 6 hijos.

Teresa Edali Mendez Ortega

Patricio Pena es el director del Ministerio Latino en La Asunción en Richfield. Él fue parte del equipo diocesano del V Encuentro. El junto con su esposa Enriqueta, tienen cuatro hijos.

Patricio Pena

Patti Watkins es la directora de Formación de Fe en la parroquia de St. Ambrose en Woodbury, de donde ella y su esposo son feligreses. Patti ha servido como líder de Formación de Fe en la Arquidiócesis y Diócesis de New Ulm por 29 años.

Patti Watkins

Comité Ejecutivo: Personal Arquidiocesano

Padre Joseph Bambenek se unió a los empleados del Centro Católico Arquidiocesano como director asistente del sínodo arquidiocesano el 1º de julio. El también ayuda al equipo de Servicios Parroquiales con planificación parroquial. Previamente a esta labor, él sirvió como párroco de St. Pius X y como capellán de la Academia Católica Frassati, ambas en White Bear Lake, y también fue el decano del Decanato 1.

Un nativo de Hastings, Padre Bambenek fue ordenado en el 2010 después de haber trabajado en planeación estratégica con compañías de utilidad eléctrica en Michigan.

Father Joseph Bambenek

Bishop Andrew Cozzens fue ordenado un sacerdote de la arquidiócesis en 1997 y luego fue ordenado un Obispo en el 2013. Como obispo auxiliar, él ayuda al arzobispo a liderar la arquidiócesis. Él es el presidente del comité ejecutivo.

Bishop Andrew Cozzens

Crystal Crocker es directora de la Oficina Arquidiocesana de Evangelización y feligresa de St. Peter en Mendota. Ella y su esposo, Tracy, tienen cuatro hijos y tres nietos.

Crystal Crocker

Tom Halden se unió a la Arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis en mayo de 2015 como director de comunicaciones. Halden, su esposa y sus cuatro hijos asisten a la Iglesia Mary Mother of the Church en Burnsville.

Tom Halden

Diácono Steve Maier es el director de los servicios parroquiales para la arquidiócesis. Ordenado en 2009, Diácono Maier se retiró tras 32 años de trabajo en la Corporación Target en Minneapolis. Es miembro de St. Joseph en West St. Paul y ministro en San Francis de Sales en St. Paul.

Deacon Steve Maier

Estela Villagrán Manancero es la directora de la Oficina de la Arquidiócesis del Ministerio Latino. Es presidenta de la Asociación Nacional de Directores Diocesanos del Ministerio Hispano y asesora de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos sobre asuntos hispanos. Tuvo roles locales, regionales y nacionales en el reciente V Encuentro para latinos católicos en los Estados Unidos. Es miembro de la parroquia San Alfonso en Brooklyn Center.

Estela Villagrán Manancero

Padre Thomas Margevičius es el director de la Oficina de Culto de la Arquidiócesis. También es profesor de liturgia y homelética en el Seminario de St. Paul, donde también es Director de liturgia y Director de formación para varios seminaristas. Tiene un Doctorado en Ministerio y Teología Sagrada. Antes de su ordenación de 1999, se desempeñó en NET Ministries y St. Paul’s Outreach. Es uno de los miembros fundadores de los Compañeros de Cristo.

Father Thomas Margevičius

Jean Stolpestad es la directora Arquidiocesana de la oficina de Matrimonio, Familia y Vida. Ella y su esposo asisten a St. Henry en Monticello.

Jean Stolpestad

Amy Tadlock, originaria de Chicago, es la Directora del Tribunal Arquidiocesano. Antes de mudarse a Minnesota, trabajó como Directora del Ministerio Juvenil en una parroquia en los suburbios de Chicago y tomó sus estudios de posgrado en Washington D.C. También, tiene una maestría teológica acerca de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia del Instituto Juan Pablo II, y una licenciatura en derecho Canónico de la Universidad Católica de América.

Amy Tadlock

Downloads